martes, 31 de mayo de 2011

Isla Flotante de los Uros - Puno

Las islas flotantes de los uros se encuentran en el Lago Titicaca, a 5 km. del puerto de Puno, y a 3.810 msnm. Son aproximadamente 40 islas de totora que se han convertido en un punto obligado en el recorrido de los turistas que pasan por Puno, y la venta de artesanías es una de sus principales fuentes de ingresos. En las islas mayores se han construido dos escuelas, una pública y otra Adventista, también existen dos templos, uno Católico y otro Adventista. Algunas viviendas están equipadas con paneles solares, internet, y existe un teléfono para servicio público, alimentado con estos paneles. También han construido torres de madera de unos 5 a 7 m utilizadas como miradores por los turistas. En los comienzos del siglo XXI han dirigido sus actividades al turismo y se construyo una choza especial para recibir visitantes que deseen pasar la noche con ellos.



Los Uros se llamaban a sí mismos "hijos del amanecer", no se consideraban hombres sino "Urus" la raza primigenia de América. Este Grupo étnico, son diferente a los aymaras y a los quechuas, sus orígenes se remontan a épocas anteriores a los Incas. Algunos estudiosos (Lumbreras, entre otros) sostienen que provienen de una migración directa desde la Polinesia, y que constituyen un grupo humano con un origen independiente al que fue ocupando América del Sur avanzando desde el sur del continente, habitando primero en la costa para luego pasar a la sierra; otros por el contrario consideran que descienden de los primeros pobladores de las Américas. Según algunos estudiosos, el primer local donde se instalaron fue en los márgenes del Lago Uru-Uru, en lo que actualmente es la ciudad de Oruro en territorio boliviano, posteriormente, huyendo del asedio de los conquistadores incas, encabezados por Pachacútec se refugiaron en las islas flotantes.



Con el tiempo, principalmente en el caso del Titicaca, fueron perdiendo la pureza étnica, mezclándose con los quechuas y con los aymaras, habitantes de las márgenes del Lago Titicaca. Los habitantes actuales de las islas flotantes todavía practican algunas de sus tradiciones ancestrales, pero con significativa influencia aymara. Mantienen la tradición de la pesca artesanal, especialmente del carachi y el pejerrey, cuando la pesca es abundante conservan los peces secándolos al sol. También se dedican a la caza de aves silvestres y a la recolección de huevos de pato. Así mismo los hombres son hábiles constructores y conductores de balsas de totora y las mujeres son expertas tejedoras. La mayoría de las islas se encuentran dentro del área de la Reserva Nacional del Lago Titicaca y son ancladas por medio de palos que atraviesan el piso hasta el fondo del lago. Los urus actualmente se denominan a sí mismos Kotsuña, "el pueblo lago". 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada