Páginas

miércoles, 14 de abril de 2010

Arqueología en Puno

Las primeras evidencias arqueológicas en Puno remontan a la época Arcaica (8000 - 2000 a.C.), son grupos de cazadores-recolectores de los cuales se encontraron varios instrumentos líticos y pinturas rupestres, como en Cutimbo. Pese a las condiciones ambientales difíciles del Altiplano, la cuenca del Titicaca constituyó desde épocas muy remotas uno de los principales centros de alta cultura a nivel andino. En el periodo Formativo (2000 a.C. - 400 d.C.) aparecen alrededor del Titicaca las primeras poblaciones aldeanas de carácter domestico evolucionando hasta convertirse en grandes centros urbanos con arquitectura publica ceremonial siendo la cultura Pucará una de las más representativa e importante en Puno. Cabe destacar que los investigadores de Proceedings of the National Academy of Sciences, hallaron objetos ornamentales en la cuenca del Lago Titicaca. Se trata, según los investigadores, del descubrimiento de oro más antiguo no solo en la región de los Andes sino de todas las Américas, su antigüedad podría situarse sobre los 4000 años.



Luego se forjó la civilización de Tiahuanaco, que llego a ser una de las civilizaciones preincas más importantes de la historia de los Andes, y fue dirigida por sacerdotes militares. Tras el colapso de Tiahuanaco, surgen Señoríos políticamente independientes de los cuales los más legendarios fueron los Lupacas y los Colla. Los patrones funerarios cambian radicalmente en Puno, siendo las chullpas (Grandes torres funerarias) el elemento más significativo. Más adelante, a mediados del siglo XV, el imperio incaico llegó para someter a estos pueblos y designaron esta zona como el “Collasuyo” o “territorio de los Colla”. Fue una zona próspera que poseía ganadería capaz de proveer de carne y lana a gran parte del imperio. La influencia Inca destaca en el labrado de las piedras que se observa en las Chullpas de Sillustani (última etapa) o Cutimbo. Según el cronista Garcilaso de la Vega, la aparición de los Incas coincide con la leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, quienes surgieron de las aguas del lago Titicaca para fundar el Imperio de los Incas en el Cusco. La historia recuerda que los primeros españoles que llegaron a la meseta del Altiplano fueron Pedro Martínez y Diego Agüero quienes descubrieron el Lago Titicaca en 1543.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada